El síndrome del túnel carpiano (STC) afecta a un 3% de la población general, con una mayor incidencia en mujeres entre las décadas cuarta y sexta de la vida. En los últimos años está creciendo la cantidad de casos declarados como enfermedad profesional representando en el año 2011 el 18.01 % de todas las enfermedades profesionales declaradas en España y el 25.31 % de los trastornos musculo esqueléticos notificados.

El síndrome del túnel carpiano se produce por el atrapamiento del nervio mediano en el túnel carpiano en la muñeca, siendo sus causas variadas, tanto laborales como extra laborales (hipotiroidismo, diabetes, artritis reumatoide, embarazo, fármacos neurotóxicos…).

Los síntomas se manifiestan con:

  • Dolor y adormecimiento del dedo pulgar, índice y corazón, preferentemente por la noche, y aparece en un estadio inicial en reposo. El dolor puede irradiar a antebrazo y codo.
  • Disminución de la capacidad y fuerza para apretar las cosas.

Encontramos relación laboral en aquellas tareas en las que se produce:

  • Apoyo prolongado o repetido sobre la región del túnel.
  • Movimientos forzados de flexión, extensión, desviación o giro de la mano con o sin repetitividad.

Consejos en el trabajo:

  • Establecer procedimientos adecuados de trabajo.
  • Implantación de pausas.
  • Rotación de tareas.
  • Uso de herramientas adecuadas.
  • Diseño adecuado de puestos de trabajo.

Acude a tu reconocimiento médico laboral para detectar la enfermedad lo más precozmente posible.

Descarga nuestra Ficha de promoción de la salud

sindrome del tunel carpiano