Child Car Seat Safety PSA April 18, 2012 1
Esta semana no es una semana cualquiera en cuanto a la seguridad vial. Es la III Semana Mundial de la Seguridad Vial promovida por la ONU, dedicada, este año, concretamente a los pequeños y cuya campaña se puede seguir a través de Twitter mediante el hashtag: #SaveKidsLives (Salvar la Vida de los Niños, en inglés).

Desde el Grupo OTP tenemos preparadas una serie de entradas dedicadas a la historia de la Seguridad Vial pero queremos aprovechar el motivo de esta semana, del 4 al 10 de este mes, para hablar de un elemento fundamental que ha salvado muchísimas vidas. No es el cinturón de seguridad, que ya tendrá su momento de gloria en este blog, sino los SRI, o lo que es lo mismo, Sistemas de Retención Infantil.

Pero, ¿qué es un SRI?

Los SRI son los Sistemas de Retención Infantil, algo que desconocemos por este nombre o por sus siglas pero que nos es mucho más familiar si nos dicen: “la sillita del coche para el niño”.

Somos muchos los que llevamos a los críos en el coche pero no sabemos cómo utilizar correctamente estos sistemas. Hay de muchos tipos, marcas, con diferentes dispositivos de fijación, etc, pero todos tienen el mismo objetivo: ser un elemento de seguridad pasiva para que en caso de vernos involucrados en un posible accidente, minimizar las consecuencias al pequeño ocupante del vehículo.

Según datos de la DGT, los accidentes de tráfico son la principal causa de fallecimiento para menores de 14 años y el 40% de los niños fallecidos no utilizaba ningún sistema de retención infantil.

Los datos anteriores son alarmantes pero mejoran muchísimo si hacemos uso de los SRI para nuestros pequeños. Con el uso de los SRI se reduce la mortalidad en un 75% y el 90% de las lesiones. Pese a los beneficios de los SRI, seguimos incumpliendo las normas por el exceso de confianza, las prisas, el estrés, el descuido, etc. y cometemos errores como sentar a niños en el asiento delantero sin que cumplan con la altura/edad obligatoria (135cm/12años), colocarles el cinturón de seguridad por detrás de la espalda, por detrás del cuello o sentándoles sin ningún tipo de sistema de seguridad pasiva.

Hemos de tener en cuenta que cuando estamos mostrando esta actitud frente a la seguridad de nuestros hijos, les estamos inculcando unos valores de muy poco respeto hacia ellos y les estamos educando en el modelo de vida del estrés, las prisas, los descuidos, de las excusas tipo “vamos aquí al lado” o “estamos cerca”, actitud que probablemente mimetizarán cuando sean mayores de forma automática casi sin reflexión alguna.

Las mejores plazas para los críos en un vehículo son las traseras y más concretamente la central ya que en caso de colisión frontal o lateral están más lejos de las partes del vehículo que podrían golpearles.

¿Qué tipos de SRI existen?

Los SRI se categorizan en función de la talla, el peso y la edad del crío (según la norma europea ECE R44). En el siguiente cuadro se puede ver un resumen de cómo se categorizan.

Sin-título-1

No obstante, desde el 2013 hay una nueva normativa, la ECE R129 o i-Size. Se reconoce por el logotipo de la siguiente imagen. Es importante que tengamos claro que cambian varias cosas con respecto a la antigua:

– Ya no se organizan las sillas por grupos, sino que simplemente el fabricante tiene que indicar para qué rango de alturas y edades es válida cada silla en concreto (se puede especificar también el peso como referencia).

– Las sillas deberán pasar una prueba de impacto lateral para obtener la homologación. Esto es algo que antes no se exigía.

– Los niños de hasta 15 meses de edad (como mínimo) tendrán que viajar obligatoriamente, siempre, en sentido contrario a la marcha, o sea mirando hacia atrás .

– Las sillas i-Size son compatibles con el sistema de anclaje ISOFIX y ya no se pueden sujetar con el cinturón de seguridad. Esto pretende evitar que las sillas se monten y sujeten inadecuadamente, pues eso resta eficacia y seguridad. Si tu coche no tiene asientos con anclajes ISOFIX, no podrás usar una de estas nuevas sillitas.

La nueva norma es más exigente que la anterior pero pretende mejorar la seguridad de los más pequeños. Aumenta la edad de ir sentado en sentido contrario a la marcha, pues de esta manera se mejora la seguridad del niño, además de la obligación de disponer sistemas ISOFIX en el coche para su anclaje. Ambas normas, la ECE R44 y la i-Size convivirán hasta el 2018.

Sin-título-2

El SRI ha de ser el apropiado a la edad/talla/peso del crío y para que cumpla su función de protección ha de tenerse en cuenta:

  • La silla ha de estar bien sujeta mediante el uso del cinturón de seguridad o sistemas ISOFIX (es un estándar ISO (ISO 13216) de sistema de sujeción para sillas de seguridad para niños, fijación con la que se evita la rotación de la misma en caso de accidente).
  • Es recomendable que los críos utilicen el SRI hasta los 150 cm (pese a la normativa de que a partir de 135cm ya pueden utilizar cinturón).
  • Utilizar siempre el SRI que más se adecúe al niño y al vehículo.
  • No escatimar económicamente en protección y seguridad.
  • Prediquemos SIEMPRE con el ejemplo.
  • El primer SRI ha de ser el que utilice el niño en el viaje del hospital a casa.

MUY IMPORTANTE: Se ha de empezar a utilizar el SRI desde el inicio del embarazo ya que el uso del mismo puede salvar DOS VIDAS! El primer SRI es el propio cinturón de seguridad.

Javier Romero