Zemanta Related Posts Thumbnail

El Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE)está investigando los posibles riesgos de las nanopartículas utilizadas en la elaboración de materiales novedosos para averiguar si pueden afectar a la seguridad y salud laboral de los investigadores y al medio ambiente.

   La investigación se desarrolla dentro del proyecto ‘NanoRisk’, liderado por ITENE y enmarcado en el programa europeo Life, que tiene como objetivo, una vez evaluados los posibles riesgos, diseñar los elementos de protección necesarios para la salud humana y el medio ambiente, ha informado el instituto en un comunicado.

ITENE es un centro de referencia en el uso de nanotecnología para el desarrollo de nuevos materiales biodegradables procedentes de fuentes renovables para varios usos, incluidos aquellos en contacto con alimentos y que adquieren varias propiedades.

Así, de manera paralela al desarrollo de estos materiales, el instituto trabaja desde 2008 en la evaluación de los riesgos para la seguridad de los trabajadores la exposición a nanopartículas durante el proceso de producción. Se trata, por tanto, de estudiar medidas y controles para prevenir y minimizar los riesgos.

La Unión Europea es especialmente sensible al rápido desarrollo que está experimentando la nanotecnología y de ahí su interés por evaluar y conocer los riesgos asociados a su uso. Tanto es así que ITENE también participa en el proyecto europeo de referencia para la legislación europea, denominado ‘NanoReg’.

Con un presupuesto de 48,7 millones de euros, está coordinado por el Ministerio de Infraestructuras y Ambiente de los Países Bajos y participan en él 54 socios de 14 países diferentes. Este proyecto se puso en marcha en 2013 y está previsto que concluya en agosto de 2015. Su propósito es dar a los legisladores europeos un conjunto de herramientas para la evaluación de los riesgos de los nanomateriales cuyo uso y aplicaciones cuenta con un desarrollo muy rápido.

Fuente: www.vlcnews.es